Clausuran campo riojano del diputado Alfredo Olmedo por "trabajo esclavo"

Clausuraron en La Rioja un campo del diputado peronista disidente salteño Alfredo Olmedo por las "condiciones infrahumanas" del alojamiento de unos 400 trabajadores rurales. 

Además, podrían aplicarle una multa de hasta 100 mil pesos y la pérdida de los beneficios impositivos del régimen de promoción agrícola. Según se adelantó, también será denunciado penalmente por la presunta violación de la ley de trata de personas.

El establecimiento de Olmedo -legislador nacional por Salta y aspirante a la Gobernación de esa provincia- está situado unos 11 kilómetros al sur de la capital riojana. 

Está dedicado a la explotación olivícola y de huerta con la utilización de tecnologías de última generación. Es un predio de grandes dimensiones. Al ingreso se observa una zona con diez chalets, parquizada al estilo de un country.

Del operativo participaron funcionarios de los ministerios de Trabajo de la Nación y de la Provincia, de la AFIP, y de las áreas de Trata de Personas y Derechos Humanos del gobierno riojano.

Tras una recorrida por el lugar constataron que no se habían adoptado las medidas indicadas en una inspección previa para subsanar las "condiciones infrahumanas" -según la definición de Fernando Torres, responsable del departameno policial sobre trata de personas- observadas en los sitios donde comen y duermen los braceros contratados para el levantamiento de la cosecha.

Nicolás Mazza, ministro de Trabajo riojano, le detalló a Cadena 3 que en las carpas dispuestas como dormitorios "no había cuchetas y el personal tiene que dormir sobre tarimas. No sólo se está violando las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo sino también elementales aspectos que hacen a la dignidad humana. Los trabajadores no pueden venir de sus tareas a descansar e un sitio así".

Mazza dijo que el encargado del establecimiento había argumentado que"en el mercado no se consigue la cantidad de cuchetas requeridas".

Insistió además que "aquí hay que descartar cualquier sospecha de persecusión política. Lo que hay que hacer -remarcó- es cumplir con la norma".

El diputado nacional Olmedo se hizo conocido por su propuesta de reinstaurar el servicio militar obligatorio, su BMW descapotable -del que alguna vez se dijo que acumulaba cuatro años de impuestos impagos-, la estridente campera amarilla que lo acompaña a todos lados y un supuesto romance con la vedette Rocío Marengo.

Su frase pública de mayor impacto y contenido polémico, pronunciada mientras se debatía la ley de matrimonio igualitario, fue: "Yo tengo la boca y la cola cerrada".

 

Fuente: cadena 3

Escribir comentario

Comentarios: 0