Renunció el gobierno palestino

El primer ministro palestino, Salam Fayyad, y el gabinete de ministros en su totalidad presentaron su renuncia al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (AN), Mahmud Abbas, quien deberá formar un nuevo gobierno. El grupo islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, reaccionó inmediatamente y afirmó que la formación de un nuevo Ejecutivo es una medida "ilegal".

Abbas aceptó la dimisión de Fayyad, pero le encargó la formación de un nuevo gobierno en un plazo de tres semanas, con una extensión posible de dos semanas más si fuese necesario. "El Gobierno ha dimitido hoy y la formación del nuevo gabinete tendrá lugar lo antes posible", declaró el ministro de Planificación, Alí Jarbawi, según informa la agencia de noticias Europa Press.

La dimisión en bloque del Ejecutivo se produce en un contexto de movilizaciones populares en el mundo árabe, que condujeron al derrocamiento de los dictadores de Túnez y Egipto, Zine el Abidine Ben Alí y Hosni Mubarak, respectivamente.

Por tal razón, la disolución del gobierno palestino era una posibilidad que se venía manejando en las esferas del Ejecutivo de Ramallah, fundamentalmente para tratar de evitar un levantamiento popular como los de Túnez y Egipto ante la imposibilidad de celebrar elecciones.

Tanto Fayyad como otros dirigentes de Al Fatah, el partido de Abbas, reclamaban desde hacía tiempo una remodelación del Gobierno. Sin embargo, el rival de Al Fatah, el grupo islamista radical Hamas, que gobierna de facto la Franja de Gaza, reaccionó inmediatamente afirmando que la formación de un nuevo gobierno en Cisjordania es una medida "ilegal" que ellos "rechazan".

"Lo que trata (Abbas) es de mezclarlo todo y de esconder los escándalos que fueron publicados el mes pasado por Al Yazira", dijo Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas, ligando los cambios en el gobierno a los acontecimientos de Egipto y Túnez. La dimisión de Fayyad llegó dos días después de la renuncia del jefe negociador de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, luego de que se filtraran informaciones desde su oficina a Al Yazira que se revelaban estrechos lazos con Israel.

Hamas afirmó además que la formación de un nuevo gobierno contradice la reciente convocatoria de elecciones legislativas y presidenciales palestinas para septiembre.

Abbas convocó la semana pasada elecciones locales en Cisjordania y Gaza y anunció que deberían ser celebradas antes de septiembre, a lo que Hamas respondió que se trata de un "proceso ilegal" que no se llevará a cabo en Gaza.

Convocadas inicialmente para 2010, las elecciones no pudieron ser llevadas a cabo entonces por la división interpalestina entre el gobierno de Al Fatah en Cisjordania y el de Hamas en Gaza. Tampoco pudieron realizarse las presidenciales, convocadas para 2009.

Hamas y Al Fatah fueron incapaces de un acercamiento desde la celebración de elecciones en 2006, cuando el primero logró un 50 por ciento de los votos en Cisjordania y ganó en Gaza, donde tomó el poder por la fuerza en 2007.

 

Fuente: Página 12

 

Escribir comentario

Comentarios: 0