Se prevé la construcción de 3200 kilómetros.

EL GOBIERNO LANZO UN PLAN DE RECUPERACION INTEGRAL DEL RAMAL FERROVIARIO.

La Presidenta convocó a licitación para la renovación de vías.

 

La presidenta Cristina Fernández anunció ayer un plan de recuperación del ferrocarril Belgrano Cargas. El proyecto integral, que fue adelantado ayer por Página/12, contempla la construcción de 3200 kilómetros de vías, en reemplazo de parte de la traza existente, que no estaba en condiciones de ser utilizada. El Gobierno destacó que se trata de la mayor inversión ferroviaria en treinta años: tendrá un costo de 5800 millones de dólares, que serán financiados por el Tesoro Nacional, la Corporación Andina de Fomento, el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de China. Con el total de las obras terminadas se podrá transportar diez millones de toneladas de granos, hidrocarburos, minerales y otras cargas, que en la actualidad son movidas por camiones.

En el acto en la Casa Rosada, que la Presidenta compartió en videoconferencia con el gobernador de Formosa, Gildo Insfran, y el ministro de Planificación, Julio De Vido, se llamó a licitación para el primer tramo de la obra. Esta etapa inicial contempla la construcción de 457 kilómetros de vías por un monto de 3168 millones de pesos. El plazo de finalización es de 48 meses.

El Belgrano Cargas llegó a transportar siete millones de toneladas de carga en los años ’80. El ramal sufrió tal grado de deterioro que hoy apenas transporta 600 mil toneladas. La empresa contaba como principal accionista a la Unión Ferroviaria, del detenido José Pedraza. En este momento se está instrumentando el traspaso al Estado y será gerenciada por la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF). La agencia oficial, que depende del Ministerio de Planificación, administrará los fondos que demandará la obra. El Tesoro Nacional aportará 2000 millones de pesos; la Corporación Andina de Fomento, 1300 millones; el Banco Mundial ya comprometió 2400 millones de dólares y está prácticamente cerrado un crédito con el Banco de Desarrollo de China por 2600 millones de dólares.

En Argentina, el 80 por ciento de la carga se traslada por ruta. En el Norte, el registro llega a 90 por ciento. El costo del transporte en ferrocarril equivale al 20 por ciento del costo en camiones. Un informe de la Secretaría de Transporte aclara que “el nuevo emprendimiento ferroviario no irá en detrimento del trabajo de los camioneros, ya que la diversificación de la matriz productiva demanda el uso de los camiones en nuevos sectores”.

Según un informe de la Secretaría de Transporte, “el factor de éxito para la gestión de los 10.000 kilómetros que componen el Belgrano Cargas es la segmentación de la red en diversas ‘unidades económicas’, sobre las cuales puedan priorizarse y concentrarse inversiones”. De ese modo se podrán obtener en el corto plazo beneficios tangibles, económicos y sociales. Entre estas unidades se destacan:

- El corredor T, que une la provincia de Salta con los puertos de Barranqueras y Avia Terai con el puerto de Rosario.

- El Ramal C25, de Formosa, llamado a unir Embarcación, Salta, con el futuro puerto de Formosa.

- El Ramal C, en Santiago del Estero, que une Las Cejas con Tostado, conectando la cuenca cerealera de la provincia con el corredor T.

- Los ramales C12, C18 y C25, que materializan la conectividad de las dos primeras unidades citadas con Bolivia y los puertos chilenos.

- Los ramales de la provincia de Buenos Aires.

- Los ramales de potencial minero que abastecen las provincias de La Rioja, Catamarca, San Juan y Jujuy.

Por su extensión y por la capacidad de carga que supone, el corredor T es el más importante. Su longitud es de 1645 kilómetros. Es una traza troncal que conecta varias zonas productivas del noroeste con el puerto de Rosario. Hoy traslada apenas 600 mil toneladas anuales por su baja confiabilidad y velocidad comercial. Con la obra terminada podrá transportar ocho millones de toneladas de carga anuales. La inversión total requerida es de siete mil millones de pesos. De ese total, 2332 millones se llamaron a licitación ayer. Como etapa inicial, durante el año 2009 se lanzaron cinco licitaciones para la renovación total de 205 km de vía del corredor, por un total de 768 millones de pesos. Las obras se localizan en las provincias de Chaco, Santiago del Estero y Santa Fe. Esas obras se encuentran avanzadas en un 25 por ciento en promedio.

El otro ramal ya iniciado es el C25 de Formosa, de 687 kilómetros, que está fuera de servicio desde 1990. Permitirá unir la ciudad de Embarcación, en Salta, con el futuro Puerto de Colonia Aquino, en Formosa. La carga proyectada para este tramo es de 650 mil toneladas anuales. El ramal demandará una inversión de 3700 millones de pesos. Ayer se llamó a licitación por los primeros 846 millones.

“Nos encontramos en el proceso de lanzamiento de la rehabilitación de la totalidad del Ramal C25 hasta la localidad de Embarcación, Salta; avanzando en la elaboración de los proyectos respectivos, documentación licitatoria y en la obtención de su financiamiento, cuestión en la cual se está avanzando en la eventual inclusión en el préstamo CAF”, señaló una fuente de la cartera de Planificación a Página/12.

En la década del ’50 Argentina contaba con 44 mil kilómetros de vías férreas. A finales de los ’90 quedaban sólo 22 mil kilómetros en uso, la mitad de lo que se había llegado a desarrollar. La traza del Belgrano Cargas opera a lo largo de una extensión de 10.841 kilómetros de líneas férreas, en un recorrido que abarca las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, San Juan, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Chaco, Formosa, Salta y Jujuy. El proyecto del Gobierno supone recuperar la totalidad de la traza.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0